Buscar
  • Antonio Fernández Ram

SANTA POLA - PLAYA LISA Y SALINAS

PLAYA LISA

Por sus aguas poco profundas, confiere a niños y mayores la máxima seguridad para la práctica del baño. Asimismo, por su buena orientación a los vientos predominantes, es una playa idónea para la práctica de deportes a vela como el Windsurf, por ello tiene aquí su sede el Club Wind Surf Área con más de 25 años de antigüedad.

Debido al nivel freático de la zona, se construyó en su día el canal de drenaje que limita Playa Lisa. En los mapas de Roma consta que la bahía que se observa desde Playa Lisa, denominada “Sinus Illicitanus” era una gran albufera que fue desecada en el siglo XVIII.

Longitud: 669,59 m. Ancho: 30 m.

Servicios: Dispone de todos los servicios de las playas urbanas. * Servicio de sombrillas y hamacas * Servicio de salvamento, socorrismo y primeros auxilios * Aseo público * Restaurantes, cafeterías, chiringuitos, comercios... * Zonas náuticas: windsurf y patines







SALINAS DE SANTA POLA

A finales de los años 60, el mercado empieza a solicitar productos deshidratados por comodidad en el uso alimentario. Polasal nace fruto de esa demanda, en las Salinas de Santa Pola, con un secadero que, en los mejores casos, alcanzaba una producción de 20 toneladas de sal deshidratada por hora. A día de hoy, nuestro secadero alcanza una capacidad de 50 T/hora, ubicado en un entorno ecológico creado de forma natural a raíz de la actividad salinera.

La sal es, muy probablemente, el aditivo más antiguo y más utilizado en todas las culturas del mundo. Ya en el neolítico, intuimos las propiedades de este peculiar cristal y empezamos a extraer sal del agua del mar mediante evaporación. Siglos de evolución nos han servido para conocer mejor los beneficios de la sal, dándole cientos de usos que van desde la alimentación hasta la medicina. En Polasal, hemos conseguido conjugar la tradición milenaria con una innovación permanente en tecnología que juega un papel clave en la garantía de calidad que ofrecemos en todos nuestros productos.

EL SECRETO DEL MAR – Bras del Port “Durante más de un siglo, el viento y el sol han sido y son nuestros mayores aliados en la obtención de una sal marina totalmente natural”. Tras una actividad tan aparentemente sencilla como la producción de sal marina, se esconde una tarea milenaria compleja. El equilibrio entre la tradición, heredada de la época del Imperio Romano, y la innovación permanente en tecnología y desarrollo del conocimiento, juega un papel clave para la garantía de calidad de nuestro producto.

















4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo